¿Cómo hacer un esquema perfecto?

Una de las técnicas de estudio más utilizadas es el esquema. Te permite sintetizar  y ordenar conceptos de una manera rápida y extremadamente clara. Aunque pueda llegar a parecer sencillo emplear este tipo de herramienta, requiere cierta habilidad y conocimientos para que acabe resultando útil para nuestro estudio.

Por este motivo nos hemos decidido a enseñarte todos los trucos que necesitas para que incorpores esta técnica de estudio a tu rutina. Te vamos a enseñar las diferentes formas de conseguir hacer un esquema perfecto.

¿Qué es un esquema? ¿Para qué sirve?

Un esquema es una de las herramientas visuales de las que disponen los estudiantes para ordenar y relacionar varios conceptos acerca de una temática común. Si se hace bien, queda toda la información bien organizada y de forma muy llamativa, lo cual favorece mucho a ser una ayuda clave para el estudio.

El punto que marca la diferencia en los esquemas es la capacidad de síntesis de cada uno. Resumir el contenido y utilizar lo imprescindible es el pilar sobre lo que se fundamenta esta herramienta.

Otro uso que solemos atribuirle a los esquemas es para repasar, ya que de un vistazo puedes recordar todos los datos referentes a un tema.

Hacer-buen-esquema

Cómo hacer un buen esquema para estudiar paso a paso

Como te comentaba anteriormente, hacer un buen esquema para estudiar llega a ser como un arte, donde tiene ciertos puntos clave diferencian entre un esquema que sea un perfecto o que no te sirva de ayuda.

Vamos a ver una serie de pasos que debes seguir para aprender a hacer esquemas para estudiar de profesional y que te ayuden a recordar el contenido:

  1. Lee todo el texto prestando mucha atención. Aquí es donde vas a generarte la primera idea global acerca del tema que vas a hacer el esquema, no es necesario que subrayes y tomes notas, de momento. Dale importancia a la comprensión lectora.
  2. Localiza la idea principal. Una vez has leído el texto y lo has comprendido, ya has de saber de qué trata el texto. Anota en una sola frase la idea más importante.
  3. Subraya y anota los conceptos importantes. Vuelve a leer el texto detenidamente. En esta ocasión ves parándote en cada párrafo, destaca los puntos clave y haz anotaciones de las ideas importantes.
  4. Clasifica las ideas en principales y secundarias. Una vez destacados y apuntados todos los conceptos a destacar, has de clasificarlos en ideas principales y secundarias según la importancia o relevancia que tengan en el tema principal.
  5. Relaciona las ideas entre sí. Puede ser que las ideas que aparecen a lo largo del texto puedan relacionarse, agruparse o sintetizarse. Esto ayudará a reducir la cantidad de información y a tener una visión más global y única del texto.
  6. Plantear un primer borrador. Es el momento de intentar ordenar todas las ideas de forma que tengan sentido y sea aclaratorio de forma visual. Intenta utilizar frases cortas y sencillas para facilitar la comprensión y el estudio.
  7. Léelo y comprueba que entiendes todo el esquema y que tiene sentido. Es el momento de rectificar y redistribuir las ideas en el caso de que te surja alguna duda o algún concepto no esté del todo claro.
  8. Pásalo a limpio. Cuando ya hayas ordenado las ideas de nuevo, en caso de que fuese necesario, y veas que el esquema está listo, pásalo a limpio, y utilízalo todo lo que necesites.

¿Qué tipos de esquemas hay?

Es probable que hayas visto muchos esquemas y cada uno diferente del anterior. Es cierto que los esquemas son algo muy personal, y al final cada estudiante le da su toque, pero existen varios tipos de esquema y cada uno está pensado para usos diferentes. Veamos cuáles hay, cómo usarlos y ejemplos de los esquemas:

Esquema tipo índice

El esquema de tipo índice es el más sencillo de utilizar y suelen utilizarlo aquellos estudiantes que no les guste o no se les dé bien diseñar ni decorar.

Para esquematizar la información empleando este método has de:

  • Poner la hoja en vertical
  • Indicar en la parte superior el tema
  • Jerarquizar las ideas según ideas principales y secundarias, utilizando números, letras, guiones, etc.

Ejemplo esquema índice

Veamos un ejemplo de un esquema tipo índice para que puedas visualizarlo:

Como-hacer-esquema-indice

Esquema de llaves

Consiste en agrupar las ideas utilizando llaves, barras, flechas, etc. Se emplea para clasificar de forma eficiente todas las ideas.

Para hacer un esquema de llaves seguiremos el siguiente proceso:

  1. Poner más a la izquierda el tema
  2. Abrir una llave que abarque a las ideas principales
  3. Después de cada idea principal, una llave que incluya las ideas secundarias relacionadas con la principal
  4. De las ideas secundarias, pondremos una llave que coja todos los conceptos o anotaciones que queramos añadir respecto a ese punto.

Ejemplo esquemas de llaves para estudiar

Aquí puedes observar un esquema tipo llaves ideal para estudiar:

como hacer esquema topo llave

Mapa conceptual

Los mapas conceptuales son muy similares a los de llaves. La única diferencia es que en este tipo de esquema si que tiene importancia la relación entre las diferentes ideas anotadas en diferentes corchetes.

Aquí sí que vas a relacionar ideas de diferentes llaves con líneas o explicaciones aclaratorias.

Ejemplo de un mapa conceptual

Os dejamos un ejemplo de mapa conceptual para que veáis a lo que nos referimos:

como hacer un mapa conceptual

Línea temporal

Una línea temporal es un tipo de esquema donde las ideas se van anotando en función de la fecha la cual tuvo lugar el suceso indicado.

Se traza una línea que representa la línea temporal, y en ella se van añadiendo los conceptos respetando un orden temporal.

Se suele utilizar para sucesos históricos donde se marcan y anotan las fechas transcendentes.

Ejemplo esquema línea temporal

Puedes ver un ejemplo de cómo sería un esquema de línea temporal.

Como-hacer-línea-temporal

Esquema radial

Un esquema radial es muy parecido al esquema de llaves, la diferencia es que el tema se encuentra en el centro y de él salen las ideas principales, de estas las secundarias, etc.

Cuando se quiere realizar una nube de ideas, donde existen muchas ideas secundarias, o de las ideas surgen nuevas ideas, se utilizan este tipo de esquemas.

Modelo de un esquema radial

Aquí tienes un esquema radial para que veas la estructura que sigue:

Como-hacer-esquema-radial

Esquema Diagrama de flujo

Por último, tenemos el esquema de tipo diagrama de flujo. En este tipo de esquemas se busca resumir los procesos visualmente. La idea es que siguiendo las flechas puedas completar el proceso respondiendo preguntas que van apareciendo.

Es muy importante que únicamente utilices este tipo de esquemas para resumir procesos y conceptos.

Ejemplo diagrama de flujo

Mira cómo sería un diagrama de flujo:

como hacer un diagrama de flujo

Cómo hacer esquemas para oposiciones

El utilizar esquemas para estudiar oposiciones te aporta muchos beneficios, como una mayor atención al temario y una mayor comprensión mientras estás haciendo el esquema. Además, aumenta tu concentración, y te permite repasar la información mientras seleccionas las ideas importantes y qué vas a añadir al esquema.

Es mucho más efectivo que releer los libros muchas veces, ya que se acaba perdiendo la concentración con el paso de las horas.

Otra ventaja que se detecta para es que a la hora de repasar ganáis mucho más tiempo.

Por eso es muy importante saber cómo hacer esquemas para preparar tus oposiciones. Los tipos de esquemas más utilizados son los esquemas de llaves o incluso alguna tabla comparativa de conceptos.

Es muy importante recalcar que los esquemas no deben de ser la base fundamental de tu estudio, sólo una herramienta más que puedes utilizar para memorizar mejor y más rápido, y luego repasar de una forma más eficaz.

¿Qué ventajas y desventajas tiene los esquemas para estudiar?

Existen muchos puntos de vista diferentes en lo referente al uso de esquemas para estudiar. Algunas profesores y estudiantes defienden emplear este tipo de herramientas mientras que, por otra parte, otros maestros y alumnos no son partidarios de ellas.

Como todo, no a todas las personas les funcionan igual, pero si que somos conscientes de los beneficios y contras que tiene el apoyar tu estudio en este tipo de recurso. Vamos a analizar estos puntos:        

Ventajas de utilizar esquemas para preparar exámenes

En primer lugar, vamos a comentar y analizar las diferentes ventajas que observamos a utilizar esquemas para estudiar:

  • Lectura de calidad del temario. Para hacer un buen esquema, como hemos analizado anteriormente, comienza con una buena lectura comprensiva del texto a resumir. Puede darse el caso que, si no se realizan esquemas, las lecturas no lleguen a ser prestando toda la atención necesaria.
  • Estructuración de ideas y conceptos. Al tener que subrayar y clasificar todas las ideas en principales y secundarias, te aporta una visión global del tema y una correcta organización de todas las ideas. Este punto es de los más importantes, ya que tener una visión clara y estructurada del temario va a ser una gran ayuda para su asimilación y estudio.
  • Ahorro de tiempo. Aunque pueda parecer que el hacer los esquemas es una pérdida de tiempo y ralentiza tu avance al necesitar una gran cantidad de tiempo para hacerlo correctamente, al contrario, supone un ahorro de tiempo a largo plazo. Se gana tiempo al tener claro las ideas y conceptos que se han de estudiar obviando aquellas que no tienen relevancia en el tema. Y no olvides, que el propio proceso de hacer el esquema también es estudiar.
  • Información de un vistazo. Empleando esta técnica trabajas la memoria visual ya que al tener los conceptos estructurados ayuda a recordarlos más fácilmente a través de la vista.
  • Se favorece la comprensión. Al emplear esquemas y tener que sintetizar y ordenar las ideas, el tipo de estudio es comprensivo, donde entiendes y asimilas de qué trata el tema. Y es más fácil estudiar si entiendes de qué trata el tema que tratar de memorizarlo sin más, además de que la memorización tiende a olvidarse mucho antes que la que se ha comprendido.
  • Mejor repaso. A la hora de repasar, al tenerlo sintetizado y ordenado, es más fácil poder releer algún punto concreto sin tener que estar buscando por varias páginas sin tenerlo localizado exactamente.

Desventajas de estudiar con esquemas

Si bien es cierto que los esquemas aportan muchos aspectos positivos, también tiene varios puntos negativos que nos parece importante destacar para que seas conocedor de éstos:

  • Posible pérdida de tiempo. Si el esquema no se realiza correctamente, puede que al acabar no haya sido una ayuda, ya que se pueden haber quedado ideas sin añadir al esquema o puede no haberse estructurado de forma adecuada. Si alguno de estos aspectos sucede, el esquema no resulta útil y el tiempo empleado no estará bien invertido.
  • Únicamente estudiar del esquema. Los esquemas son apoyos para ayudarte a dar una visión estructurada y global, pero el estudio principal ha de hacerse con el libro. Los esquemas se utilizan para comprender el tema, localizar ideas, repasarlas, etc.

¿Dónde hacer esquemas para estudiar?

Existen muchas herramientas y lugares para hacer esquemas. Vamos a haceros una lista de los 3 mejores sitios gratuitos donde puedes hacer tus esquemas:

  1. Folios o libretas. La primera opción es la que siempre hemos utilizado, los folios. Puedes hacerlos manualmente en folios, ya sean nuevos o, incluso puedes aprovechar folios en “sucio” que, en lugar de tirarlos, puedes darles una segunda vida y emplearlos para tus esquemas.
  2. Diagrams.net. Es una herramienta gratuita muy sencilla de utilizar que además permite guardar tus esquemas directamente en Google Drive.
  3. Canva. Esta web te permite crear todo tipo de imágenes, pero nosotros vamos a utilizarla para hacer nuestros esquemas a medida, dándoles un toque personal y único pudiéndolo personalizar a nuestro gusto. Es gratuita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.